26 enero 2007

Rebelión en la playa

Dios mío, ¡cómo está el patio! La playa anda revolucionada. Tolete ha vuelto, eso para empezar. Sí, lo sé, no os lo había contado, pero aquí está. Llegó de repente una mañana, con la cabeza gacha y ojos de cordero degollado y ¿qué le iba a hacer? Le dejé pasar... Me daba pena...

Pero claro, el resto de criaturas de mi pequeña playa no se lo han tomado muy bien. La ballena y el grillo son los únicos que mantienen la calma y tienen un poco de paciencia, aunque la tienen tomada conmigo porque me creen culpable de su huída. Por su parte, el delfín y las pardelas, andan brincando y chillando desesperados, con un humor de perros y muy malas pulgas. Y la sirena... ¡dios, qué cruz con la sirena! Anda de unos malos modos...

Y yo digo, ¿de qué se queja? Si alguien tiene poder para sacar a Tolete de nuestras vidas, esa es ella... Neptuno decide quien vive y quien muere en el mar y junto a él... Y, ¿quién si no ella tiene línea directa con Neptuno? Pues no sé que pasará en las profundidades del mar, pero no la veo contenta, no.

Y yo... Yo trato de sobrevivir como puedo, sumergiéndome en la preparación de mis conjuros, leyendo y contestando mensajes en botellas, soñando sobre las estrellas... Ya sabeis, mis quehaceres...
A ver si el cambio de luna trae algo de paz a esta bahía...

No hay comentarios: